Entradas de] Pablo Martín

,

Nueva Unidad de Medicina Hiperbárica en CIMA Barcelona

Estamos de enhorabuena. Por fin el Hospital de Sanitas CIMA de Barcelona tendrá su propia unidad de medicina hiperbárica desde el día 5 julio de 2022. Una unidad que arrancará inicialmente con dos cámaras hiperbáricas Perry Baromedical y que confiamos se amplíe con una mas cuando la demanda de especialista y pacientes así lo requieran.

La Medicina Hiperbárica es una especialidad que llega para apoyar y complementar al resto de servicios y unidades que hacen de CIMA Barcelona un hospital modélico con una amplísima oferta y siempre la mas alta calidad asistencial.

Un proyecto dirigido, implantado y gestionado por Ana de Dios y su equipo de ATA Medical compuesto por médicos especialistas, enfermeros, operadores de cámara y técnicos, cuya hoja de ruta se inicia con la puesta en marcha de la unidad, aunque la inauguración oficial se hará en septiembre haciéndola coincidir con la formación impartida a los equipos de especialistas del centro.

Sin duda, una buena noticia para los vecinos de Barcelona, que ya cuentan con una unidad de medicina hiperbárica dentro de un entorno hospitalario equipada con la tecnología mas avanzada y segura que existe en la especialidad.

EL TRASPLATE CAPILAR MAS EFECTIVO CON TOHB

Nuestras madres se hartaron de repetírnoslo, “las cosas mejor hacerlas una vez bien hechas”, y lo cierto es que para los que no disponemos de tiempo u oportunidades para redimirnos, resulta un consejo de lo más práctico y oportuno.

Así ocurre también con los tratamientos médicos como los trasplantes capilares, en los que siempre es deseable acertar a la primera de cara a mejorar el resultado y la propia recuperación del tratamiento.

Es habitual que después de un trasplante capilar aparezcan síntomas que influyen negativamente en el resultado de la intervención, en nuestra salud y en nuestra propia experiencia, como son las lesiones por isquemia-reperfusión, el desprendimiento de folículos postquirúrgicos, la foliculitis o la picazón.

Por ello y acompañando la proliferación de clínicas especializadas en estos tratamientos, también han aparecido multitud de estudios que concluyen en que el Tratamiento con Oxígeno Hiperbárico (TOHB) minimiza notablemente estos síntomas y mejora extraordinariamente el resultado de la intervención, así como la experiencia posterior del paciente.

Si estás pensando en nutrir tu cabellera con una nueva mata de pelo haz caso a tu madre, “hazlo una sola vez, pero bien hecho”, y además el tratamiento con oxígeno hiperbárico no gravará extremadamente el coste económico de tu implante.

DE REPENTE, ME EMPECÉ A ENCONTRAR MAL. PUEDE QUE SEA LIME

En los parques, en el campo o cuando damos un paseo por la naturaleza encontramos bichos. Es normal. También es normal sufrir sus picaduras, incluso aquellas tan sutiles que no las percibimos, y mucho menos acordarnos de esta picadura meses o años después, cuando realmente sus efectos devastadores comienzan a hacer estragos en nuestro organismo.

Esto es lo que pasa con el LYME, enfermedad que trasmite la picadura de una pequeña garrapata infectada por una bacteria llamada “borrelia” y que da la cara en algún momento de nuestras vidas con síntomas tan diversos como artritis, fibromialgia, síndrome de fatiga cónica, trastornos del espectro autista u otras enfermedades degenerativas.

Estudios epidemiológicos revelan que existen una gran cantidad de casos mal diagnosticados y sugieren una alta probabilidad de que existan muchísimos mas sin diagnosticar. Es por esto que denominan al LYME “la epidemia silenciosa”.

Un protocolo exitoso cuando se detecta en sus primeras fases es administrar una batería de antibióticos que acaben con la bacteria. El problema surge cuando esta se instala en el interior de las células cronificando la enfermedad y reduciendo drásticamente la efectividad de los antibióticos y otros tratamientos farmacológicos. Es a partir de este momento cuando aparecen los síntomas mas severos y hasta ahora solo existía la posibilidad de aplicar tratamientos paliativos.

Estudios recientes abren una esperanzadora puerta para estos casos diagnosticados de forma tardía, proponiendo el tratamiento con oxigeno hiperbárico como una terapia efectiva para eliminar la borrelia del organismo y los síntomas provocados por el Lyme.

Esto se explica porque los niveles elevados de oxígeno en sangre administrados a través de Tratamientos con Oxigeno Hiperbárico (TOHB) ayudan a eliminar las células infectadas por bacterias y virus intracelulares. Además, especialmente las bacterias de la familia Borrelia, no pueden sobrevivir en presencia de altos niveles de oxígeno.

Adicionalmente, y como venimos contando en otros artículos, los tratamientos con oxígeno hiperbárico ayudan a mitigar y reducir los síntomas de Lyme.

Por último poner un punto de atención sobre las pruebas que detectan el Lyme debido al alto número de “falsos positivos” que resultan de algunas analíticas, por lo que recomendamos que estas pruebas se realicen en laboratorios especializados como Life Length que combina las pruebas ELISPOT, que estudia la respuesta inmune celular mediada por linfocitos, PCR para detección de ADN bacteriano en sangre. Esto les permite ofrecer una respuesta fiable y solvente a sus pacientes en la detección de borrelia.

En breve estará disponible un paquete que combinará prueba diagnostica y tratamiento con cámara hiperbárica.

MEDICINA HIPERBÁRICA EN ENTRONO HOSPITALARIO: UN CRECIMIENTO ORGÁNICO

Cada vez son mas los médicos de diferentes especialidades, los que confían en la Medicina Hiperbárica como un tratamiento coadyuvante eficaz y seguro dentro de su disciplina. Afortunadamente también ha engrosado extraordinariamente la lista de pacientes que han conseguido curarse o mejorar de sus dolencias gracias al tratamiento con oxigeno hiperbárico.

Ante este escenario, no es de extrañar que una compañía líder en el sector de la sanidad privada en España como es Sanitas esté apostando fuerte por esta especialidad médica para seguir mejorando su oferta y calidad asistencial.

Por este motivo, la unidad del Hospital Universitario La Zarzuela, pionera en la implantación de unidades de medicina hiperbárica con cámaras monoplaza Perry Baromedical, contará con una tercera cámara desde marzo del 2022.

Una buena noticia para especialistas y pacientes del Hospital de la Zarzuela al reducirse notablemente los tiempos de espera para acceder a un tratamiento con oxígeno hiperbárico.

Desde la dirección estratégica de la compañía se espera concluir este 2022 con al menos 3 unidades de medicina hiperbárica funcionando a pleno rendimiento. La próxima, a partir de abril en CIMA Sanitas Barcelona.

Tratamiento con Oxígeno Hiperbárico (TOHB) y deporte: Mayor rendimiento, aceleración en la recuperación del esfuerzo extremo y las lesiones, y longevidad de la vida deportiva a alto nivel.

La vida de un atleta es muy corta, y con frecuencia pasan la mayor parte de su infancia y juventud entrenando y preparándose para, cuando se les presente la oportunidad, poder dar lo mejor de si mismos y alcanzar grandes metas.

Desafortunadamente, las lesiones forman parte del deporte y es raro el deportista profesional o aficionado que no ha tenido que enfrentarse a ellas, obligándoles a ausentarse durante largas temporadas, interrumpiendo su progresión y su buen estado de forma, y privando a sus clubs, sus equipos, sus compañeros y a si mismos de su participación en citas importantes.

Clubs deportivos, equipos y federaciones invierten frecuentemente mucho tiempo, dinero e ilusión en que sus deportistas compitan en un estado físico y mental óptimos. Una inversión fundamental y necesaria que se convierte en un coste extraordinariamente alto durante el tiempo que los atletas permanecen lesionados.

La Medicina Hiperbárica ha demostrado a través de innumerables estudios y casos prácticos, ser un recurso muy efectivo para mejorar el rendimiento de deportistas de cualquier edad, disciplina y exigencia, ayudar a la recuperación general tras los esfuerzos intensos, evitar lesiones y, cuando estas suceden, acortar los tiempos de recuperación garantizando un mejor estado de forma a su regreso a la actividad deportiva y minorizando la posibilidad de recaídas.

Desde ATA Medical y las Unidades de Medicina Hiperbárica de Sanitas animamos a aquellos deportistas profesionales o aficionados que deseen incrementar su rendimiento o acelerar su regreso a la actividad física desde una lesión a informarse mas a fondo o solicitarnos información.

ATA medical y Sanitas, siempre con la salud y el deporte.

¿Cuánto cuesta un Tratamiento con Oxígeno Hiperbárico? ¿Cuánto cuesta tu salud?

¿Cuánto cuesta un Tratamiento con Oxígeno Hiperbárico? ¿Cuánto cuesta tu salud?

La primera de las preguntas es, no solo inevitable, sino fundamental antes de que cualquiera de nuestros pacientes decida someterse a un Tratamiento con Oxígeno Hiperbárico (TOHB). Hoy por hoy la medicina hiperbárica es un tratamiento privado, y aunque tener una póliza de seguro de salud contratada con compañías como Sanitas permiten rebajar su coste, no deja de tratarse de un tratamiento cuyo precio puede resultar un inconveniente para muchas personas que podrían curar sus dolencias y mejorar su estado de salud. Pero como todo en esta vida, las cosas son caras o baratas según se mire.

Como nuestra intención no es tenerte leyendo este artículo hasta la última línea para finalmente ofrecerte una información vaga, imprecisa o inexistente, te informo del precio inmediatamente, aunque si te recomendaría que continuases leyendo un poquito más para comprender la relación valor/coste de un Tratamiento con Oxígeno Hiperbárico.

En el Hospital Universitario Sanitas de La Zarzuela, una sesión de oxigenoterapia hiperbárica de 60 minutos de isopresión cuesta 132€, por lo que un tratamiento completo de diez sesiones ascendería a 1320€, con un 10% de descuento si estas asegurado por Sanitas.

Ahora bien, como hemos indicado antes, cuando hablamos de nuestra propia salud o la de nuestros seres queridos, el valor es relativo y frecuentemente es superior al precio. Por ejemplo…

 

Pedro (nombre ficticio de un paciente real) tenía una herida abierta que le separaba en dos la planta del pie izquierdo desde el talón hasta casi los dedos. Debido a su diabetes se trataba de una herida de difícil cicatrización agravada por una osteomielitis. Llegó como último recurso a la Unidad de Medicina Hiperbárica con el terrible pronostico de amputación en caso de no tener producirse ningún tipo de evolución en las siguientes 48 horas. Dos días más tarde, después de tres sesiones de 90 minutos de isopresión, y ante una mejoría visual de los tejidos, el equipo de vascular decidió darle una oportunidad a su pierna y al Tratamiento con Oxígeno Hiperbárico (TOHB) combinándolo con antibióticos para tratar la osteomielitis. Antes de las 10 sesiones, el equipo médico constató una notable mejoría en la vascularización de la zona y los antibióticos habían multiplicado su efecto gracias al TOHB. Este hecho les convenció de que éste era el camino correcto y desestimaron, por el momento, la opción de la amputación. Pedro recibió el alta tras las 60 sesiones y salió andando del hospital por su propio pie. 

Tiempo invertido en el tratamiento: 80 días

Coste del tratamiento: 7500€

Valor de andar el resto de su vida con su propio pie: Incalculable

 

Ignacio es compositor musical. Derivado por su otorrino, acudió a la Unidad de Medicina Hiperbárica con una extensa y exitosa carrera a sus espaldas y una sordera súbita bilateral que ponía en serio peligro su continuidad profesional. Se prescribió un tratamiento inicial de 10 sesiones de 60 min. de isopresión, pero tras la séptima sesión Ignacio interrumpió tempoalmente el tratamiento por cinco días para dirigir la grabación de una banda sonora con una orquesta sinfónica. Había recuperado casi la totalidad de la audición y podía continuar ejerciendo su profesión y emocionando al púbico con su talento. 

Tiempo invertido en el tratamiento: 22 días contando con su interrupción

Coste del tratamiento: 1188€

Valor emocionarnos escuchando su trabajo: Incalculable

 

Rosa tiene 67 años, tres hijas y cinco nietos. Debido a su trabajo en la empresa familiar de repostería, no tuvo la oportunidad de gozar de todo el tiempo que le hubiera gustado con sus hijas, y su ilusión era disfrutar de sus nietos cuando llegara su jubilación. Desafortunadamente, poco antes de que llegara este ansiado momento, Rosa comenzó a sufrir un dolor generalizado e incapacitante en espalda, piernas y cabeza, y poco tiempo después le diagnosticaron fibromialgia.

Rosa acudió a la Unidad de Medicina Hiperbárica derivada desde la Unidad del dolor. Apenas hablaba, su expresión era triste y sus movimientos lentos. El primer día tardó casi 20 minutos en cambiarse de ropa para entrar en la cámara hiperbárica. Se prescribió una primera tanda de 10 sesiones de 60 minutos de isopresión, y comprendiendo que el dolor es una sensación tan real como subjetiva, los operadores comenzaron a tomar registro de algunos parámetros para ir valorando la evolución de la forma más objetiva posible.

Datos como que en la quinta sesión Rosa tardó la mitad de tiempo en cambiarse de ropa y entró en la sala de cámaras mostrando la foto de la ultima travesura de su nieto pequeño, nos advirtieron que ya podría estar sucediendo una mejoría del dolor y los síntomas de forma independiente a como ella lo expresaba. Terminamos de convencernos de que iba mejor cuando antes de la novena sesión nos llamó para aplazarla, ya que había hecho planes con sus hijas para ir de compras. Rosa hizo finalmente 10 sesiones mas y hace poco vino a la Unidad con una sonrisa y una tarta de hojaldre para decirnos que repetirá en aproximadamente seis meses.

Tiempo invertido en el tratamiento: 30 días

Coste del tratamiento: 2376€

Valor de recoger a sus nietos del colegio y llevarlos a merendar: Incalculable

 

A lo largo de la vida pagamos por casas, alquileres, vehículos, impuestos, suministros, vacaciones, objetos… Pero todo esto, sin salud para disfrutarlo, carece de valor.

 

 

 

¿Cómo es un tratamiento típico en cámara hiperbárica?

Después de la prescripción por parte del especialista, esta es posiblemente la pregunta más frecuente. Por eso en este articulo queremos resolver algunas dudas sobre cómo es un tratamiento típico en cámara hiperbárica.

¿Cuantas sesiones son necesarias?

Un tratamiento típico en cámara hiperbárica se compone de una media de 20 sesiones y tiene una duración aproximada de un mes a razón de sesión diaria, descansando fines de semana dependiendo de la disponibilidad de la clínica o centro hospitalario. Cada sesión tiene una duración de entre 80 y 110 min. donde se deben alcanzar presiones de entre 2 y 3 atmosferas absolutas.

¿Cuánto tiempo dura un tratamiento de Cámara Hiperbárica?

La media de sesiones en cámara hiperbárica por cada tratamiento es de 20 y su administración se recomienda que sea de forma continua y sucesiva. Ocasionalmente se puede administrar más de una sesión diaria siempre que entre sesión y sesión exista un espacio de al menos seis horas.

¿Cuánto dura cada sesión en cámara hiperbárica?

La sesión típica en la cámara hiperbárica tiene una duración de 80 minutos de media. En este tiempo se forman tres fases, el llenado de la cámara(presurización), la fase de tratamiento (isopresión), y la despresurización o vaciado. Dicho de otra forma, la cámara hay que sacar el aire que tiene dentro para después llenarla de oxígeno medicinal puro (99.9%) y aumentar la presión en su interior, después mantener la presión durante un tiempo determinado (siempre manteniendo una ventilación continua) y por último vaciar la cámara bajando la presión progresivamente. Para que el tratamiento sea efectivo, dentro de la Cámara Hiperbárica se alcanzan presiones de entre 2 y 3 atmosferas absolutas.

¿Cómo debo acudir a las sesiones de la cámara hiperbárica?

Las sesiones en la cámara hiperbárica se realizan con oxigeno puro medicinal a altas presiones por lo que deberemos aumentar considerablemente las medidas de seguridad. La ropa para recibir las sesiones se facilita en la propia clínica y está compuesta por algodón 100×100. Es necesario acudir sin ningún tipo de productos sobre el cuerpo, tales como aceites, cremas, lociones, laca del pelo, etc. Lo ideal para entrar en la cámara hiperbárica es venir después de recibir una ducha normal.

 

¿Qué se siente durante las sesiones en la cámara hiperbárica?

La cámara hiperbárica se llena con oxigeno medicinal. El oxigeno es un gas que normalmente es relajante para el paciente, es normal dormir dentro de la cámara. Se puede cambiar de postura durante el tratamiento y moverse lo que necesite cada persona. Por efecto del aumento de presión, la temperatura sube entre 2 y 3 grados dentro de la cámara, por lo que se crea un ambiente cálido. Algunas unidades cuentan con sistemas de entretenimiento para que los pacientes vean televisión o escuchen música mientras reciben el tratamiento.

,

COVID

Casi un año y medio después, la COVID sigue presente en nuestras vidas, amenazando nuestra salud y obligando a las autoridades sanitarias, compañías del sector médico/farmacéutico, y profesionales de la salud a seguir tomando medidas para frenar el virus y combatir las secuelas que la enfermedad deja en multitud de pacientes.

 

En España, se estima que un 80% de las personas afectadas por el virus lo pasan sin mayor complicación que la que les pudiera generar una gripe o catarro común. El 20% restante requiere casi con total seguridad ingreso hospitalario, de los cuales un 15% necesita ingreso en UCI, donde se les administra oxigenoterapia normobárica junto a tratamiento farmacológico. Por suerte, cada vez son menos los pacientes que son sometidos a ventilación mecánica, opción utilizada como último recurso por tratarse de una técnica altamente invasiva.

 

Precisamente son estos pacientes los que presentan mayor riesgo de sufrir complicaciones comunes y secuelas graves tras ser dados de alta, ya que además de la sintomatología propia post-covid, esto es algo que ocurre frecuentemente en los pacientes que han estado ingresados en UCI por un periodo de tiempo prolongado.

 

Estos daños son desde el daño muscular, la polineuropatía (daño en los nervios) que cursa con calambres, dolor y parestesias, riesgo de sufrir una sepáis o infección generalizada, aparición de hiperglucemia, neumonía severa, problemas cardiovasculares, insuficiencia renal, anemia severa, sordera súbita e incluso trastornos mentales como ansiedad, depresión y estrés postraumático.

 

Un denominador común que tienen la mayoría de estas secuelas es la inflamación que ocasiona la COVID 19, disminuyendo drásticamente el aporte de oxígeno a los tejidos.

 

Afortunadamente, la Medicina Hiperbárica aumenta hasta 40 veces la saturación de oxígeno del plasma sanguíneo y ayuda extraordinariamente a combatir estas secuelas gracias al gran efecto regenerador y antiinflamatorio que tiene el oxígeno sobre músculos, huesos y nervios.

 

A estos efectos se les suman la mejora el sistema inmunológico y la movilización de las células madre en un 800%, compensando el déficit producido durante la infección del coronavirus.

 

Por eso, el tratamiento de Medicina Hiperbárica se contempla como coadyuvante a otras terapias, ya que potencia la efectividad de la mayoría de los tratamientos (farmacológicos, fisioterapia, psicología…), siendo esta la combinación perfecta para acelerar los tiempos de recuperación en pacientes post-covid.